Comunicación de despido

La respuesta ya me la doy yo mismo. Nunca. Pero la pregunta es la siguiente. ¿Cuál pensáis que es el momento más adecuado para comunicar un despido? Me he encontrado con opiniones de todo tipo. A primera hora, a última, un lunes, un viernes, en cualquier momento…

Me ha tocado comunicar bastantes despidos y generalmente he optado por el viernes a última hora, pensando sobre todo en la salud del resto del equipo que tienen el fin de semana para digerir la noticia.

En cualquier caso me parecería muy interesante saber la opinión de mis colegas :slight_smile:

Efectivamente, hay mucha literatura sobre qué día es o no el más recomendable para comunicar un despido. Está extendida la opinión de realizar un despido en viernes porque se considera que el fin de semana ayuda a la plantilla a digerir el despido y allanar el tema, pero hay un ángulo que se explora poco y es que si la práctica habitual de una compañía es comunicar despidos en viernes, al final ese día puede bajar mucho la productividad y dañar el clima laboral. Además, que haya “un día para despedir” puede ser totalmente contraproducente. En nuestra opinión (y por supuesto desde el punto de vista formal tiene que existir una causa para despedir y acreditarla adecuadamente), cada comunicación de despido debería efectuarse en el momento / día en que se produzcan los hechos que justifican ese despido y no vincularlo / esperar a x día de la semana.

Hola @JSerrano, la verdad es que como bien dices, cada persona escoge el momento que mejor cree para comunicar una noticia de este tipo. A mí personalmente siempre me ha gustado comunicarlo al momento de haber tomado la decisión, sea cual sea el día o la hora, para después poder comunicarlo al resto del equipo de la manera adecuada y que no se genere rumorología que pueda afectar al clima de trabajo y compañerismo. Pero en mi caso, me ha tocado realizar este papel en muy pocas ocasiones.

Muchas gracias por vuestras respuestas. Estoy de acuerdo con la visión de @SincroGO-Laboral con respecto al “dia para despedir” que puede dañar la moral del equipo si el volumen de despidos es muy alto.

Ambos apuntáis hacer coincidir el momento de la decisión con el de la comunicación, sólo veo esa posibilidad ante un disciplinario flagrante pero en el resto de casos quizá no tiene mucho sentido si se trata de una decisión por causas objetivas y estás buscando un substituto por ejemplo o otros casos habituales.