¿Apostamos por la creatividad?

Todo el mundo habla de creatividad y de cómo la practican.

Pero cuando lo aterrizamos, no todas las organizaciones han dado pasos reales en esa línea.

En una empresa, el trabajo sigue una rutina, unas normas, unas reglas marcadas. Y eso suele “apagar” la creatividad de los empleados. Nos llenamos la boca con lo de ser creativos e innovadores, pero cuando hay que escuchar a las personas, no siempre les damos voz. Las organizaciones también debemos salir de la dichosa “zona de confort”.

Para no quedarnos atascados, crecer y evolucionar tal y como es necesario hoy en día, debemos fomentar la creatividad en las personas.

  • ¿Dejáis tiempo para pensar y que aporten soluciones diferentes?
  • ¿Establecéis ratos y momentos para ello, espacios para que las ideas fluyan?
  • ¿Cómo gestionáis el error? Eso forma parte del camino, y no lo asociamos a la creatividad.

Me encantaría saber cómo lo hacéis vosotros… ¡Un placer leeros!

1 me gusta